Alejandro Dolina – Tangos del Bar del Infierno

[…]”El cafetín es un laberinto. Nuestros destino es extraviarnos en sus encrucijadas. Pero algunos presienten una verdad aun mas terrible: No se puede salir del bar por ausencia de puertas , ni por la disposición caprichosa de sus instalaciones . Sino porque no hay otra cosa mas que el bar. El afuera no existe “[…]

Anuncios