Derechazos argentinos: Notas sobre la conserva, los fachos y neoliberales en la historia – Primera parte

Anti monárquicos/Monarquía – Revolución de Mayo – Derecha/Girondinos/Saavedristas – Izquierda/Jacobinos/Morenistas – Sociedad Patriótica – Liberalismo/Conservadurismo – Rosismo – Unitarios

Introducción: Caramelos surtidos de derecha

Este texto apunta – hasta donde podamos llegar – a explicar el origen y dinámicas de la derecha argentina. Las ideas centrales son…

  • La filosofía política de derechas es el producto de dos eventos históricos: La reforma británica. Y la revolución francesa.
  • Argentina toma el modelo francés: Hay políticas derechistas a partir de la gestión de Cornelio Saavedra. Al frente de la revolución de mayo. Y como presidente de la primera junta de gobierno.
  • El pensamiento monárquico – tradicional
    – es herencia colonial hispánica. Queda convertido en oligarquía. Opuesta al pensamiento liberal y progresista. Y se incorpora a las derechas argentinas.
  • Entre el S. XIX y el siglo pasado, las derechas se modernizan. Y llegan hasta su mayor expresión política – partidaria. Gobiernan el país. Pero eso lo vemos en la segunda parte.
  • Para la tercera y última parte nos guardamos lo mejor: Resumimos y deconstruimos las tendencias derechosas, transversales
    a los partidos políticos y los golpes de estado argentinos del siglo pasado. Y para postre, les hablamos del PRO y el frente Cambiemos.

Pónganse los cinturones. Vamos a despegar.

Coronas sin cabeza

Les recuerdo una convención de este blog: cuándo contamos historia de otras naciones, va itálicas para destacar lo importante. Las negritas, son exclusivamente para destacar asuntos nacionales. Y algunas veces, para asuntos externos que impactaron al país.

Se cuenta que las filosofías políticas de derecha e izquierda empezaron en Europa, entre los siglos XVIII – XIX. A partir de las rebeliones civiles contra las monarquías inglesa y francesa. Hagamos un resumen.

Siglo XVIII en los UK: hay la revolución de Cromwell. Por motivos religiosos y políticos. Destronan y decapitan al rey de turno. Descubren que es demasiado poder para una sola persona. Inclusive para el bando ganador. Es decir, la reforma. Les cuesta tres guerras civiles: dos en la isla, y una en Irlanda.

A partir de acá, toman cuerpo dos grupos de pensadores. En filosofía, política, y el resto de las ciencias.

  • En el arco que da al riachuelo, los liberales: promotores de las libertades y derechos individuales; críticos de la autoridad arbitraria de los nobles.
    Partidarios del progreso singular y colectivo.
  • En el arco que da a la casa amarilla, los conservadores: partidarios de mantener y aumentar el orden tradicional establecido.

Recortan el poder de la corona. Y así queda el modelo: Monarquía parlamentaria, donde la soberanía es de la nobleza; sin embargo los reyes mandan, pero no gobiernan; mientras tanto, el régimen queda para dar libertades, derechos y garantías, elecciones libres para los ciudadanos/súbditos, y todos en paz.

Siglo XIX en Francia: Al rey de turno se le viene la noche; convoca un acuerdo multisectorial – “Los estados generales” – para calmar a la gente y unir al país. Van todos a reclamar su parte. La corona no ofrece soluciones. La bronca va subiendo. Derrocan al rey. Inauguran la guillotina con su cabeza.

Los estados generales quedan al mando. Pasan a ser asamblea nacional. Finalmente, la asamblea toma control del país por un tiempo. Hasta dictar una nueva forma de gobierno definitiva.

Y aquí viene lo sabroso; la revolución francesa ofrece dos grandes grupos. Esta vez, netamente políticos.

  • Los Girondinos – reformistas moderados – se sientan a la derecha del recinto. Buscan negociar la monarquía parlamentaria. Y tomar medidas para corregir la economía del país.
  • Los Jacobinos – reformistas radicales – se sientan a la izquierda. Y ahí cagamos fuego. Copan la asamblea. Imponen el Terror político. Con guillotina y ejecuciones públicas. Por medio de denuncias ante el comité de salubridad e higiene públicas. Dependiente de la asamblea. A cargo de RobesPierre. Decapitan monárquicos, derechistas, y van contra entre ellos mismos. Para resolver sus propias internas.

En términos técnicos: Los unos y otros fundan la eterna discusión jurídica sobre el alcance de los derechos y garantías individuales y colectivas. En el contexto de las relaciones entre sociedad y estado. A partir de acá, hubo y sigue habiendo toneladas de eventos, figuras, discursos y textos sobre el tema.

Para cerrar esta sección, las cuatro escuelitas (Liberales/conservadores, Derecha/izquierda) cambian el resto del planeta: Gran Bretaña y Francia son sistema de castas.

A partir de las revoluciones, pasan a ser sociedades de clases; El resto de Europa se prende a la movida. Y las novedades llegan hasta las colonias americanas.

Al calor de la política y sus consecuencias, surgen las primeras técnicas del capitalismo moderno. Analizadas y discutidas desde las cuatro posturas.

Ahora, pasemos al impacto que tienen estas ideas para la argentina. Ahí es donde empezamos este puto quilombo.

Un poco de amor francés

El pensamiento anti monárquico francés se convierte en un secreto a voces. (Habría que ver como fue el caso brasileño, del que poco se habla) Llega hasta argentina
en el S. XIX por varios medios.

Aquí, gobierna la corona. No somos la colonia más importante. Sin embargo, tenemos instituciones. Chuecas. Pero instituciones al fin. Llenas de contrabandistas y corruptos. Imagino que los antimonárquicos esquivan el control de las autoridades y el clero. De alguna forma. Supongo que algunas tertulias liberales tuvieron algo que ver.

Al grano: los principales interesados en la doctrina republicana son algunos abogados de la elite criolla. El grupo tiene algunos que se formaron afuera. Otros, en el continente; cada quien combate al gobierno colonial.

Repasemos unos nombres. Juan José Castelli (1764 – 1812) y Bernardo de Monteagudo (1785 – 1825) promueven la revolución anti monárquica en el virreinato del alto Perú. Llegan hasta el norte, en vivo desde el rio de la plata. Arman aparato. Vencen a los españoles. Imponen una junta de gobierno. Mientras dura el experimento, alientan a la región a seguir el modelo. El proyecto libertario aguanta, hasta que los derrotan en la batalla de Huapi.

Más al sur, los abogados argentinos Mariano Moreno (1778 – 1811) y Manuel Belgrano (1770 – 1825) fueron miembros fundadores de nuestra primera junta patria. Con una ayudita de Cornelio Saavedra (1759 – 1829) Comerciante, político, y militar. Y que me hiervan, pero para mí… Es el “padre de la derecha argentina”

#25M – todos al cabildo

El cabildo es una institución española: Según las leyes coloniales, donde hay cabildo, hay ciudad. Básicamente, es una asamblea de ciudadanos, autorizada por la corona para tomar medidas de emergencia. En casos de desorden o desastre.

Para pertenecer al cabildo, hay que participar en una subasta pública. El estado español cobra un “gracioso donativo” a cambio de la banca. Obviamente, no es para cualquiera. El cargo es a perpetuidad. No pueden ser removidos por los virreyes.

Se cuenta que el proyecto del cabildo de buenos aires empieza en 1592. Entre 1603 y 1810 hay iniciativas para un edificio propio para esto. Hay desidia y falta de mantenimiento por siglos. Al final, llega la revolución. Y para esa época, queda bastante terminado el edificio histérico que está en avenida de mayo.

Hay la invasión napoleónica de España. Entramos en alerta. Sale “la mascarada de mayo”. Es el primer paquete de medidas del primer cabildo abierto argentino. Cuando sacan al último virrey, endurecen la postura. Al final, autoproclaman la libertad del territorio argentino el 25 de mayo de 1810.

La madre de todas las grietas

A partir de ahí, comienza la interna en la junta. Para empezar, todos son anti monárquicos. Hay diferencias de forma y varios temas de fondo. La historia cuenta que se forman dos tendencias.

  • Una facción netamente Jacobina: Liderada por Moreno. Ya resumimos su trayectoria en otra parte. Es imposible negar sus aportes a la política argentina. Pero se comporta como un berrinchudo: Ataca con la pluma. Al menos que yo sepa, Nunca empuña un arma para la revolución. Y si mal no entiendo los códigos de la época… está perfectamente habilitado para desafiar a duelo a sus adversarios.

    Más nos interesa el equipo rival. Que pase el que sigue.

  • Una facción conservadora, similar a los Girondinos: Liderada por Saavedra. Cornelio es comerciante, ex funcionario colonial y militar. Durante las invasiones inglesas, Cornelio figura en una lista de funcionarios dispuestos a colaborar con las fuerzas de ocupación.

    Hay acuerdo entre expertos que esa lista es trucha. Pero cierto o no, las actitudes de Saavedra hacen sistema con la opinión de varios criollos. Es decir; vecinos importantes (algunos, funcionarios de rango medio) atados de manos por las leyes coloniales. Pero disconformes con España.

    Junto a Belgrano, pide al virrey el Cabildo abierto. Negocia la renuncia de Cisneros; y busca fuentes para financiar el nuevo régimen. Se dice que ahí hay una ayudita desde el alto Perú. (Por las minas de plata) Y que empiezan los contactos con Inglaterra. Para comprar barcos, armas, y mantener andando el corso.

    Asume la dirección del show. Una de sus medidas es formar y fortalecer una milicia civil, voluntaria, para defensa del nuevo gobierno. Años después, queda como el actual “regimiento de patricios”. Con fusil, galera y todos los chiches.

A diferencia de Francia, acá se impone la facción moderada. (Vean más arriba) igual que sus primos Girondinos, son legalistas. Se apoyan en el statu quo. Pero como lo cortés no quita lo caliente, eso no les impide maniobrar contra sus adversarios.

Al punto, Moreno muere envenenado. En altamar. Durante una misión comercial y diplomática. Saavedra gana más poder. Pero muerto el perro, no se acaba la rabia.

Mapa chico, Junta grande

La primera junta de gobierno manda mensajeros a los cabildos del interior del país. Para que se sumen a la movida. En 1811, arman en buenos aires la Junta grande. Menos un par de provincias, se prenden todos. Va tablita

A favor de la Junta En contra de la junta
Buenos Aires

Salta

Jujuy

Tucumán

Santiago del Estero

Catamarca

Mendoza

San Luis

San Juan

La Rioja

Córdoba

Uruguay/Banda oriental

El ex – Virrey Liniers se entera de la rebelión. Organiza fuerzas contra la junta. Con el apoyo del gobernador cordobés. Pide ayuda al resto de Cuyo. Los dejan solos.

En Mendoza, un oficial contrarrevolucionario toma un cuartel. Se rinde por las buenas. Gracias a la mediación de un cura. Se suman a buenos aires.

La junta grande reúne delegados en B.A. Y tropas de todas las provincias leales. Córdoba dura medio round. Se rinde. Queda en el mapa. Los uruguayos son una provincia más. Apoyan a los cordobeses. Y de la experiencia, emerge Gervasio Artigas. Consigue la libertad y la independencia de los yoruguas.

Mientras tanto, los Cornelios expulsan a los delegados morenistas de la junta grande. Los jacobinos porteños forman la Sociedad patriótica o Sociedad de mayo. Usan las cintas celeste y blanca como distintivo. Piden ser un club político. Los autorizan. Para tantear hasta donde van a llegar. Y empieza el candombe.

Publican panfletos contra Saavedra y sus aliados. Lo llaman potosino borracho, piden cortar cabezas y un gobierno de verdad; El 5 y 6 de abril de 1811, los Morenistas intentan voltear a Saavedra. Los primerean. Sin conocimiento de Cornelio, su gente se entera del complot. Los bajan. Y encanan al resto. Fin del cuento.

Sobre héroes y tumbas

Sobre el pucho, Belgrano critica el cinismo de los comerciantes metidos en política. Se suman solo por negocio. No por la patria. Para sacárselo de encima – ya que simpatizaba con Moreno – lo mandan a una misión diplomática; Mas luego, lo nombran milico. Y lo envían de gira por el interior, a defender la frontera. Contra el alto Perú realista.

A los pocos años, se suma José De San Martin. Reentrena a los que ya saben algo de combate. Recluta y entrena nuevos voluntarios. Gracias al casting, surgen Dorrego y Lavalle. Hay puesta en valor para Belgrano.

Crean los granaderos a caballo. Militarizan algunas zonas. Imponen un código de degüello para quienes se quejen o deserten. Aseguran el terreno, y expanden la franquicia libertaria – anti monárquica
hacia Chile y Perú.

Ah, y antes que me olvide… JDSM (Son sus iniciales. No confundir con BDSM) expresa inclinaciones conservadoras, yendo hacia las derechas de la época. Pero mientras está en argentina, no se mete.
Un poco por achaques; se enferma de fiebre amarilla en el cruce de los andes. Y otro tanto, por esquivar quilombos. Carlos De Alvear es su hermanastro. Y siempre que puede, le caga el show. Por política.

Opina sobre el tema, viejo y retirado en Francia.
Se saben sus ideas por citas de segunda mano. Hubo gente que charló el asunto con JDSM. Mencionaron sus impresiones en algunas cartas. Al final, JDSM regaló su sable al joven Juan Manuel de Rosas. Cuando subió la Federación.

Mientras tanto, Belgrano muere joven, pobre y solo. Le deben salarios. Vive de prestado. Da su reloj de bolsillo a su médico, como parte de pago. La lapida de su tumba es una losa de baño reciclada. Deja un testamento oficial; y unas instrucciones confidenciales. Para que cuiden a una hija natural suya.

Más adelante, ponen sus restos en un mausoleo. Con toda pompa y circunstancia. Pero antes, un par de turros se llevan dos de sus dientes como reliquia.

Ya lo decía mi viejo: Los monumentos son aquellos sueldos que les pagan atrasados a los héroes.

Es la economía, estúpido

Una de nuestras frases de cabecera dice: “Es la economía, estúpido”. Apliquemos este criterio a la información disponible sobre la época. Hay varias consecuencias fuertes para la economía de la revolución de mayo: Los gobiernos provisorios expanden las fronteras interiores. Dan acceso a la tierra. Y cobran impuestos. Para financiarse. Algunos consiguen hectáreas baratas. Y se ponen a producir. Resumamos.

  • La derrota de Huapi nos corta los víveres. La economía colonial vive de la exportación minera. Alto Perú es la joya de la corona. Produce plata. Alguna moneda pasa por acá. Por medio de autoridades e intermediarios. El Virreinato del Rio de la Plata produce sal. En la frontera con los indios. Alternan combate y comercio con las tribus. Cuando nos cortamos solos, nos quedamos sin un cobre.
  • Llega una noticia agridulce: es el fin del monopolio comercial español. Tiene efectos a corto y mediano plazo. Para todo el mapa. Nosotros tenemos tradición de negocios bajo la mesa. Pero, a partir de este momento, hay que competir de verdad. Con libre cambio y libre comercio. Los ingleses y franceses tienen más poder de fuego. Las empresitas argentinas van a menos.
  • Modelo agro exportador: Toma forma nuestro sistema económico. La caída de Huapi es una señal. Hay que cambiar de modelo de negocios. No hay banca. Así que, para no perder plata, diversifican las actividades. Algunos capitalinos invierten en campos. Y algunos productores provincianos negocian con consignatarios y distribuidores. Las inversiones cruzadas contribuyen a forjar la elite agropecuaria.
  • Microemprendedores Rurales: Se cuenta que hay pequeños productores que crecen. En paralelo con los terratenientes. Operan en terrenos de otros dueños. No son usurpadores. Ni tercerizados. Pasa que el estado argentino está en formación. (Junta grande, etc.)

    Hay un vacío legal. Les permite acceder a la tierra. Estos “microemprendedores” comparten intereses de clase con los peces gordos. Hay quilombo. (Saavedristas versus Morenistas, crisis del puerto, etc.) Pero ni ellos ni los más grandes piden protección al estado. Los más chicos pasan desapercibidos. En muchos casos. Sin embargo, están lejos de ser granjeros. Aspiran a ser como sus vecinos.

  • Lluvia de libras: Hay transición entre vaquerías, estancias y latifundios. A las elites terratenientes del interior les llueve la guita. La producción de carne y lana tiene poca técnica. Y costos altos; el personal, más que nada. Pero exportan a precios competitivos. Más bajos que en Europa. Ganan en libras. Producen en pesos. Y la diferencia del tipo de cambio los favorece. Hay negocio para la carne, el tasajo, cuero, lana, y granos. Se convierten en empresarios especializados.

La tierra es prioridad de la agenda política. A partir de 1820. Hay las campañas de Rivadavia. Pero la estrella del show es Juan Manuel de Rosas.

La federación promete repartir mejor el poder entre las provincias. Y mayor participación de los de ajoba. Bancada por las provincias del litoral. Va contra el centralismo de buenos aires. Promete proteger al país de carroñeros. Enfrenta a los unitarios, y contribuye a transformar el país.

Entre 1833 y 1834, la federación arma un gran ataque contra los indios. Hay éxito parcial. Algunos caudillos se borran. Gana 200 leguas hacia el oeste, yendo a la cordillera. Y hacia el sur, yendo a cabo de hornos. Reparte 50 leguas entre los oficiales leales.

El 10 de mayo de 1836, la junta de representantes vende tierras desocupadas y en enfiteusis. Fija tres tipos de precios; va tablita.

Zona rural Precio por legua cuadrada
Al norte del Rio Salado $ 5000
Entre el salado, sierra del volcán, Tandil, fuerte federación, laguna blanca y fuerte mayo $ 4000
Terrenos al sur de la última zona $ 3000

La idea es quebrar la enfiteusis. Porque la venta es exclusiva para los productores que alquilan en la zona. Están limitados por ley de Rivadavia. Y no pueden obligar a los inquilinos a comprar. Pero los productores son vivos como el hambre: compran a Rosas. El precio es bajo. Es negocio.

Para 1837, hay un paquete de medidas que regula el reparto y uso de lo comprado. El 16 de enero de 1838, la federación expropia algunos terrenos de enfiteutas. (Suena como “enfiestados”, ¿cierto?) Para castigar enemigos políticos. Porque están alquilando ahí. Las venden al mejor postor. Y suben el valor de la cuota.

Hay buenas rachas ganaderas. Hay cria, mataderos y saladeros. Suben las exportaciones de cuero y tasajo. (Una especie de grasa. Nada que ver con “tajahi”) La agricultura es poca. Hay unas sequias fuleras. Una consecuencia son las subas en los precios
de la harina. Y del pan. El gobierno toma medidas. A regañadientes.

No hay industrialización. Le ofrecen instalar una fábrica de velas. Y un molino. Dejan hacer. Pero no les prestan atención. Rosas va a lo seguro. Es decir, las vacas. La fábrica dura un tiempo. La quiebra es espantosa.

Hay guerra contra los unitarios. Y crisis de liderazgo. Pero los ganaderos lo bancan. Franceses y británicos bloquean el puerto. Bajan las exportaciones. Hay inflación generalizada. Hay que apretarse el cinturón. La gente lo sigue. Compran que la culpa de la crisis es de los gringos. Es cierto. Pero solo en parte.

Buenos Aires prohíbe el comercio exterior en el rio Paraná. Por seguridad. Algunos se tientan de cambiar de camiseta. Al final, levantan el bloqueo. Hay alivio. Pero no todos están contentos.

Los gobernadores reclaman a Rosas. Para que reparta la ganancia del puerto. Que devuelva la autonomía de criterio y libertad de comercio. Para todas las provincias. Pero Juanma se atornilla a la gobernación. Y no escucha.

Es evidente que el bloqueo lastima donde más duele. En las cuentas nacionales. Ante la crisis, Rosas hace lo que critica a sus enemigos. Concentra el poder en buenos aires. Pacta con los leales. Persigue al resto. Urquiza solo le da un empujoncito. Y llega el siguiente periodo de nuestra historia.

Rockanroll del país

Repasemos: Argentina tiene un gobierno provisorio. Agranda el combo con la junta grande. Sigue modas políticas francesas. Con sus filias y sus fobias. Gana la guerra por la independencia. Pero en el fondo, revela lo que siempre fue: Un puerto que busca comercio con el resto del planeta.

Para que lluevan inversiones, tienen que tomarnos en serio. Y para eso, tenemos que ser una nación. Con leyes modernas, seguridad jurídica, y gobierno estable. Habrán notado que pasaron los siglos, y todavía tenemos los mismos problemas.

Entre 1816 – 1853, La discusión es: Centralistas versus Pactistas – más adelante, Federales – en el marco del diseño definitivo del estado argentino. Para no aburrir, resumamos lo más importante con un “tablón” aquí abajo.

Evento Proyecto institucional Propuestas y evoluciones
Asamblea de 1813 Estado liberal moderno Centralistas vs. Pactistas/federales

Escudo nacional

Himno nacional

Libertad de vientres

Deroga el mayorazgo y los títulos nobiliarios

Libera a los indígenas de la servidumbre.

Moneda nacional: el peso

Abolición de la inquisición y la tortura

Fin de la esclavitud y el tráfico de esclavos

25m como fiesta nacional

Crea el directorio, como forma de gobierno provisoria.

Congreso de 1816 Estado liberal moderno Inicia el debate sobre la forma definitiva de gobierno

Declara la soberanía y la independencia argentina.

Las campañas militares de Belgrano y San Martin cumplen el objetivo.

Asamblea constituyente de 1853 Estado liberal moderno Establece el sistema representativo, federal y republicano

Adopta la iglesia católica como religión de estado. Pero garantiza la libertad de cultos.

Establece los tres poderes de la nación (Judicial, legislativo, y ejecutivo)

Habilita la aprobación de las constituciones provinciales por el congreso nacional

Y el juicio político a las provincias en la misma institución.

Faculta al ejecutivo para dictar estado de sitio y la intervención federal.

Asegura los derechos civiles de la población.

Establece Buenos Aires como sede central del gobierno

Participan y aprueban todas las provincias, menos Buenos Aires

Federales Gobierno provisorio/ Tendencias conservadoras Gobernación desde Buenos Aires, con la suma del poder público.

Suspende el cumplimiento de la constitución

Alianza de caudillos provinciales

Centralismo porteño

Guerra civil y derrota ante los unitarios

Unitarios Estado liberal moderno Reclaman el cumplimiento de la constitución

Guerra civil y victoria contra los federales

Centralismo porteño

A diferencia de los ingleses, acá no hubo un monarca con demasiado poder. Hubo la lucha por el control del gobierno de la capital. No sin murga.

Hacia finales del S. XIX, el debate derecha/izquierda cambió de enfoques. Buenos aires se impuso al resto del país. Y desde la capital, empezó la discusión entre Liberales y Conservadores criollos. El debate fue transversal a la guerra civil entre Federales y Unitarios. Porque el puerto era el premio. Por supuesto. Y no rendía cuentas a nadie.

Y porque no alcanzaba con ganar la capital. Había que mantenerla. Quedaron obligados a pensar y ejecutar un plan para el resto del país. Y bancarlo con la guita del estado. Los dos lados estaban condenados al éxito. Ganaron los unitarios. Ampliaremos más adelante.

Repartir y recaudar

El partido unitario estaba compuesto por dos tendencias. Los conservadores, profundamente oligárquicos. Y los liberales, modernistas en política y economía. Unos subieron al poder por ascensor. Los otros por escalera. Ambos restauraron la constitución
de 1853.

Los liberales actualizaron el país. No sin contradicciones internas y externas. Sarmiento adoptó y adaptó el modelo estadounidense a nuestro país. Expandir la educación pública fue su piedra de toque. La idea fue enseñar para modernizar. Y modernizar para estimular el crecimiento.

Una de sus metas fue el “desarrollo farmer”: formar granjeros instruidos. Integrados al mercado. Tipo familia ingalls. Más acá o allá si Sarmiento fue o no mata gauchos, el ala conservadora se opuso al reparto de tierras para el proyecto. El “mingo” (Sarmiento, obvio… ¿esperaban a Cavallo?) murió despotricando contra los terratenientes.

Acá había mucho analfabeto. Era necesario educar. Pero la modernización siempre fue consecuencia del desarrollo. Y no al revés.
No hubo educación técnica. Cabía aprovechar recursos existentes. No solo traer algunos inmigrantes. Quedamos en progreso cosmético.

En los papeles, hubo: apertura al mundo, tres poderes fuertes, el amplio consenso del interior, y un estado que
cubría las necesidades básicas: salud, justicia, seguridad, y educación. Gratuitas y de calidad, para todos. Inclusive para los inmigrantes. (“para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres de buena voluntad que deseen habitar el suelo argentino”… el preámbulo, ¿se acuerdan?)

Al punto, un dato: el país de 1870 – 1880 era algo más chico que ahora. Se cuenta que la federación descubrió y anexó las Malvinas. (Según el historiador Mario O´ Donell) Pero la Patagonia no existía tal cual. ¿Cómo habrán hecho?

Hubo recambio de autoridades. Su jugada más fuerte fue la campaña del desierto. Financiada por inversores. Victoria política y militar. De Avellaneda. Y de Roca. Ya vimos detalles en otra parte.

En paralelo, el comercio exterior inglés demandó algodón y lanas. Para llevar en los barcos a vapor. Hasta las lanzaderas mecánicas de Manchester. Decayó la industria de la carne. Creció el mercado ovino. Importaron alambre. Cercaron los campos. Hubo éxodo del campo a la ciudad. Quien no pudo vivir en la capital, quedó en el conurbano de cada provincia. Empezó el tendido de vías. Y muchos buscaron trabajo ahí.

El estado legisló y garantizó definitivamente el tema tierras. Consiguió nuevas provincias. Aparecieron: Al norte, Chaco, Formosa y Misiones; Al centro: Neuquén y La Pampa. Al sur: Rio Negro, Chubut, Santa Cruz, y más adelante, Tierra Del Fuego.

Estimuló la economía de frontera ahí. Agregó terrenos fiscales.
Para repartir y recaudar. Luego llegaron los trenes ingleses hasta allá. El resto es historia.

Sangre azul

A partir de esta historia, queda consolidada nuestra oligarquía. Es la cima de nuestra clase alta. Compuesta por: terratenientes y capitanes de la industria. Por lo general, pertenecen a la Sociedad Rural Argentina (SRA) y la UIA (unión industrial argentina) Los empresarios y banqueros grandes entraron al grupo a principios del siglo pasado. No sin la cuota al día del Jockey Club Argentino. Y el club del progreso.

Sus códigos de conducta más tradicionales presentaban resabios medievales. Pero como no eran de sangre azul, se inventaron un pasado noble. La mamá de Rosas decía ser descendiente de nobles. Lo mismo la familia Anchorena, y así una docena de familias que tenían la manija.

Algunos de sus antepasados fueron pulperos. Y no estaban mal vistos. Porque ahí empezaban a relacionarse. Y ascender en la escala alimentaria. A medida que creció el negocio, algunos fueron prestamistas. Obtuvieron propiedades por invertir en grandes extensiones de campo. Que todavía conservan.

Ahora, tecnifican un poco la ganadería. Por medio de la vacunación del ganado establecida por el senasa y los feed – lots. La agricultura es a través de las semillas transgénicas, las cosechadoras
y las bolsas – silo.

Las derechas argentinas – orgánicas e inorgánicas – vinieron mayormente de este grupo. Durante el siglo diecinueve y veinte, tuvieron idas y vueltas.

Nos vemos en la segunda parte…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s