El arte del interrogante

Para resolver el fin del mundo, lo principal es considerar que todo lo que nos ocurre y rodea tiene relación íntima con el arte y la ciencia de hacer preguntas. Es un hecho comprobado que a medida que vivimos, estamos buscando respuestas en la gente y las cosas. Sucede con frecuencia que cada replica conduce a preguntas y respuestas y esas nos conducen a tantas otras; Al final, cada tema que indagamos se cuenta en una historia – quizás también una histeria – que sirve para darle entidad a esto por donde andamos, es decir el mundo.

Mucho me sospecho que “La fin del mundo” nos va a llegar ese día en que no sea necesaria la idea de un planeta donde andar. Esa fecha será cuando tengamos todas las respuestas sin necesidad de hacer preguntas. Ahora que lo pienso, esa ocasión será posible solo si nadie llega a preguntar por aquel día.

Cada tanto hay personas que piensan en esta clase de asuntos, pero quizás por miedo a la nada no se atreven a juzgar y expresar el tema tal cual. Por ahora la mayoría de las culturas andan un tanto lejos de este interrogante. A juzgar por el estado de cosas, quizás no sea buen negocio. Así que es bien probable y posible que estemos aquí como raza por una cantidad de milenios.

Tato

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s