Sobre el poder & sus fantasmas

Hola: La idea de esta nota es explorar el significado de la palabra y la cuestión del poder. Uno se puede poner a buscar la definición en un diccionario corriente y también en el de ciencias políticas. Poder es muchas cosas: es control, propiedad, acceso y mando. Poder es riqueza e influencias. Todos queremos tener la manija, mas que nada para que nos obedezcan por interés, por cariño, o por miedo. Poder es gobierno, empresa corporativa, y ejercito. Poder es partidos políticos, gremios, y en los grandes medios masivos de comunicación. El poder está en los símbolos y las figuras con el respaldo de las muchedumbres. Pero también el poder esta en los círculos reducidos de expertos con alto nivel de conocimientos. El poder muchas veces es famoso. Pero poder no siempre es fama. Y fama es una forma breve y limitada de poder. Los mitos son una variedad del reconocimiento o la fama, que una vez que trascienden de su época de aparición, se convierten en símbolos revestidos de poder.

El poder es uno de los venenos mas antiguos que se conocen, pero a todos & todas nos gusta tenerlo al menos por un rato. Cuando llegamos al poder estamos con la capacidad y la comodidad de dar ordenes, y que otros se gasten en satisfacer lo que pedimos. Tenemos el reconocimiento de los demás por ser temidos, queridos o respetados, y nos ponemos a nosotros mismos algunas obligaciones de regular lo que nos rodea, y lo que nosotros rodeamos. Cuando llegamos al poder tenemos la aspiración de monopolizar el buen sentido y el sentido común. Este ultimo laburito del poder es agotador, y sumamente delicado. Donde uno la pifia, ahí da pie a que otros tomen el poder.

El poder necesita siempre que lo recuerden. Por las buenas o por las malas, todo o en parte, pero que lo recuerden. Y para los que gustamos de descubrir paradojas, es importante saber que la fuerza mas grande que hay entre nosotros es el olvido. Cuanto mas queremos ser recordados por todos, para afirmar nuestro poder, siempre habrá quien se resista y busque reemplazarnos por otros, o redondamente nos ignore. Cuanto mas ausentes podemos y queremos ser y estar, siempre habrá quien nos recuerde, para bien o para mal.

Que tengan una buena jornada.

Gustavo